En Noviembre de 2014, después de un frenético #inktober, me dio por apuntarme a la fiebre del Notvember, iniciativa que me sugirió Puño y a la que me sumé con este manifiesto y sus conclusiones.